viernes, 2 de julio de 2010

Especies reactivas

Se saturan, Se diluyen Se emulsionan Se disuelven Se licúan Se equilibran Desplazados, Reactivos, Se producen Y se olvidan… Y desandan el camino Y retornan al principio de los tiempos Estrangulan los delirios y el deseo Amarrocan las distancias, los momentos. Y se estancan como aureolas de faroles Sin amor , sin amuleto: Sin aliento. Y vacíos, hemipléjicos y truncos Reconstruyen con fragmentos de otros tiempos El fulgor de amanecer, el centelleo La homeostasis, la marea, los rincones. La memoria… Y este sol imprescindible del invierno.

2 comentarios:

Édgar R. Ahumada. D. R. dijo...

Jud, hermana: ¿cómo has podido expresar lo que yo siento? Uno te lee desde el interior y descubre un horizonte que juega a perderse entre ajustes dinámicos del equilibrio y mecanismos de autorregulación, mareas, rincones y memorias de invierno, y viéndote me despiertas a la primavera, y te pregunto, ¿cómo haces eso? A tus pies.

Judith dijo...

Edgar querido! me superan tus elogios y tu percepcion para con este simple puñado de palabras. De seguro es ese corazón abierto tuyo que siempre ve más allá de él mismo. Te abrazo amigo